“Los San Josés” arte sacro en Bellas Artes

El 12 de mayo de 2010, se lleva a cabo, una exposición, y  producción artística de arte sacro correspondiente a finales del Siglo XVIII cuyos pintores son anónimos, alberga el Museo de Bellas Artes de Toluca, Estado de México, en su colección titulada “Los San Josés”.

Esta única producción artística plasma un culto a lo sagrado o divino, en este especial caso una serie de retratos de San José.

Es importante mencionar que a lo largo de la historia ha sido difícil la diferenciación entre el arte religioso y el arte sacro, y esta colección hace evidente que el primero nos muestra obras artísticas donde se muestra el amor y la fe en Dios, sin embargo en el arte sacro podemos contemplar lo mismo que en el religioso pero que además sirve como culto a lo divino o imágenes de la Biblia.

Las pinturas de San José son de autores anónimos que plasmaron su arte con gracia y armonía, llenos de belleza y elegancia, donde está presente la a San José que se fundamenta en que este hombre “justo” fue escogido por Dios para ser el esposo de María Santísima y hacer las veces de padre de Jesús en la tierra.

Estas pinturas exhiben una parte de la historia de la humanidad, pues durante los primeros siglos de la Iglesia la veneración se dirigía principalmente a los mártires. Quizás se veneraba poco a San José para enfatizar la paternidad divina de Jesús. Pero, así todo, los Padres; San Agustín, San Jerónimo y San Juan Crisóstomo, entre otros, ya escriben sobre San José.

Asimismo esta devoción a San José comenzó en el oriente donde existe desde el Siglo IV, la cual relata también que la gran Basílica construida en Belén por Santa Elena contiene un hermoso oratorio dedicado a San José.

Un hombre perfecto que posee todo género de virtudes, que hace honor a su nombre pues José en hebreo significa “el que va en aumento, y así se desarrollaba el carácter de José, crecía “de virtud en virtud” hasta llegar a una excelsa santidad.

Cabe mencionar como dato histórico que algunos santos del Siglo XII comenzaron a popularizar la devoción a San José, entre ellos se destacaron San Bernardo, Santo Tomás de Aquino, Santa Gertrudiz y Santa Brígida de Suecia. Según Benito XIV y posteriormente los Padres del Carmelo fueron los primeros en importar del Oriente al Occidente la laudable práctica de ofrecerle pleno culto a San José”.

Finalmente, durante el pontificado de S.S. Sixto IV (1471-84), San José se introdujo en el calendario Romano el 19 de marzo, desde entonces su devoción ha seguido creciendo en popularidad y en 1621 S.S. Gregorio XV la elevó a fiesta de obligación. Y los franciscanos fueron los primeros en tener la fiesta de los desposorios de La Virgen con San José. Santa Teresa tenía una gran devoción a San José y la afianzó en la reforma carmelita poniéndolo en 1621 como Patrono, para en 1689 se les permitió celebrar la fiesta de su Patronato en el tercer domingo de Pascua, y de esta manera la devoción a San José se arraigó entre los obreros durante el Siglo XIX. En todo México se venera el 19 de marzo.

Fuentes: “ARTE Sacro”, en el Museo de Bellas Artes del Estado de México-El Sol de Toluca.

Anuncios

Un pensamiento en ““Los San Josés” arte sacro en Bellas Artes

  1. A Señor San José, Dios le encomendó la inmensa responsabilidad y privilegio de ser esposo de la Virgen María y custodio de la Sagrada Familia. Es por eso el santo que más cerca esta de Jesús y de la Santísima. Virgen María.
    Modelo de padre y esposo, patrón de la Iglesia universal, de los trabajadores, y de la buena muerte.
    Encomendemonos a Él

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s