Archivo | marzo 2013

Ruta de los conventos de Morelos

La ruta de los conventos de Morelos, fue reconocida por su alto valor histórico y arquitectónico el 17 de diciembre de 1994 por la UNESCO como Patrimonio Mundial de la Humanidad, de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura. Esta distinción se les otorgó por haber sido el modelo arquitectónico conventual que se implantó en toda la parte hispana del continente americano, así como por constituir un ejemplo único de arquitectura y urbanismo al incorporar la utilización de espacios abiertos para la celebración del culto católico. Dichas características fueron consecuencia de la necesidad de enseñar la nueva religión y procurar una convivencia armónica entre las dos culturas. Todas las celebraciones religiosas del culto prehispánico eran llevadas a cabo en espacios abiertos, por lo que los frailes pensaron que la adaptación a los nuevos ritos sería más fácil si se asemejaban a los antiguos.

Los frailes dominicos, franciscanos y agustinos partieron de la Ciudad de México y se fueron expandiendo por todo el territorio conquistado, estableciendo los primeros monasterios a partir de los cuales proyectarían las rutas de conquista y evangelización de otras zonas. Los primeros en llegar fueron los franciscanos en 1524, y fundaron los conventos de Huejotzingo, Cuernavaca, Calpan y Tochimilico. Les siguieron los dominicos en 1526, quienes fundaron Oaxtepec, Tepoztlán, Tetela del Volcán y Hueyapan. Finalmente, los agustinos llegaron en 1533 y fundaron Ocuituco, Totolapan, Yecapixtla, Tlayacapan, Atlatlauhcan y Zacualpan de Amilpas.

La mayoría de los monasterios tiene los siguientes elementos: un atrio, que es el espacio que precede a la iglesia, una capilla abierta, cuatro capillas posas en las esquinas del atrio, una cruz atrial, un camino procesional paralelo a los muros del atrio, Vía Crucis, un templo techado, y el edificio propio del monasterio construido alrededor de un claustro. El espacio requerido por el atrio se lograba con muros que nunca excedieron los cinco metros, pero que logran darle la intimidad y el misticismo necesarios para la realización de celebraciones. Las capillas abiertas son consideradas la mejor aportación de la arquitectura novohispana a la arquitectura mundial, y normalmente se encuentran situadas a un costado de la iglesia, con la misma orientación que ésta. Las capillas posas, como su nombre lo indica, servían para posar ahí al Santísimo Sacramento en las procesiones de la celebración de Corpus Christi, estaban hechas de piedra y se situaban en las esquinas del atrio.

Los templos casi siempre tienen una sola nave y a un costado, usualmente al sur, se sitúa el Monasterio para que el edificio lo proteja de las inclemencias del viento. Dentro de los claustros se pueden admirar pinturas murales, jardines y fuentes.

Estos conventos fueron la piedra angular a partir de la cual se instaló el resto de la población. Las funciones de los Conventos eran: de escuela, hospital, e incluso albergue, además de que el abastecimiento de agua, por medio de acueductos, se planeaba con base en la localización del monasterio.

Durante el Siglo XVI, la organización del territorio urbano se hizo principalmente en torno a los monasterios.

El recorrido de estos Conventos inicia con: El Convento Franciscano de la Asunción en Cuernavaca, hoy la Catedral sede de la Diócesis de Cuernavaca; los Conventos Dominicos de la Natividad, en Tepoztlán; el de Santo Domingo, en Oaxtepec; de San Juan Bautista en Tetela del Volcán; el de Santo Domingo, en Hueyapan; los Conventos Agustinos de: San Juan Bautista en Tlayacapan; el de San Guillermo en Totolapan; el de Santiago Apóstol en Ocuituco; y el de la Inmaculada Concepción en Zacualpan.

Cada uno de estos edificios nos ofrece una excelente arquitectura ya que fueron diseñados basándose en los monasterios europeos, adaptándolos a las circunstancias que eran del todo distintas así, ubicaron el claustro, generalmente de dos pisos a lado del templo, cuya portada está orientada al poniente en todos los casos, detrás de ambos la huerta y al frente un gran atrio con capillas posas.

Constituyen una buena opción de turismo para los residentes o visitantes de la zona del valle de México, ya que se pueden visitar los pueblos donde se localizan. Visitar al Santísimo Sacramento, venerar las advocaciones marianas, como: La Asunción de Maria, la Natividad y/o algunos santos patronos de acuerdo al nombre congregación del Convento.

Fuente: Morelos Travel, Google, Informo Morelos, México Desconocido

Parroquia del Espíritu Santo

Parroquia del Espíritu Santo

La Parroquia del Espíritu Santo se ubica en la calle de Sabino # 188 en Colonia Santa María la Rivera, de la Ciudad de México, D. F.

El 29 de octubre de 1894 se colocó la primera piedra del templo, y en 1898 comenzó a levantar la Capilla.

El 26 de abril de 1907 se terminó de construir el camarín de Nuestra Señora del Consuelo y se bendijo el cuadro del Espíritu Santo, pintado en Roma por el artista italiano Aristide Diez.

En el mismo año el 4 de enero cambio su rango de Capilla a Parroquia, continuando a cargo de los Misioneros Josefinos.

Por no tener el templo la fachada e interior un estilo arquitectónico definido se considera anástilo.

templos-del-espiritu-santo-santa-maria-la-ribera-templo-de-el-en-80944

Su planta es basilical, con dos niveles. En el nivel de arriba esta el coro y a los lados de este, ventanales que dan mucha luz al recinto. El techo encasetonado dorado, sostenido por columnas octagonales recubiertas de mármol.

En el ábside se observa una pintura de la Santísima Trinidad con ángeles, a los lados pinturas con pasajes de la crucifixión. El zócalo de madera barnizada. En el altar mayor la imagen de Nuestra Señora del Consuelo, del lado derecho Señor San José, que son venerados en este recinto.

En los altares de abajo del presbiterio del lado derecho el Sagrario y del lado izquierdo Nuestra Señora de Guadalupe.

Es de los pocos templos que tiene comulgatorio y varias imágenes a los lados del templo colocados en peanas.

La Capilla del Espíritu Santo, que es la original, se encuentra anexa a la Parroquia.

La Coronación Pontificia de Nuestra Señora del Consuelo fue en 1959 por su S. S. Juan XXXIII. Se llevan a cabo procesiones con la Santísima Virgen el Viernes de Dolores, el Viernes Santo, en la Procesión del Silencio, y el 15 de septiembre, en su festividad; que recorren las calles de la Colonia Santa Ma. la Rivera, con canticos, alabanza, y momentos de silencio.

Una de las imágenes de la Santísima Virgen de Guadalupe, que bendijo S. S. Juan Pablo II, en una de sus visitas a México; visita la casa de los feligreses, llamándole la Virgen Peregrina.

Los dos templos y las tres escuelas de los Misioneros Josefinos, en esta colonia, han impulsado la educación de niños y jóvenes, aumentando su fe.

Fuente: Flickr. Josefinos.

Abadía Benedictina del Tepeyac

Abadía Benedictina del Tepeyac

La Abadía Benedictina del Tepeyac, está ubicada, en la calle San Benito # 1, Lago de Guadalupe, en Cuautitlán Izcalli, Estado de México.

La Abadía del Tepeyac y su Iglesia Abacial, fueron diseñadas por el monje-arquitecto R. P. Gabriel Chávez de la Mora OSB. Fray Gabriel estudió en la Universidad de Guadalajara y pertenece a la primera generación de Arquitectos de dicha Universidad.

Monjes iglesiaosb

En los años sesentas el R. P. Plácido Charles Reitmeier OSB, prior de la fundación de Lindavista en la Ciudad de México tomó una decisión audaz y visionaria. La creación del Monasterio en su conjunto con iglesia monástica en esos años del Concilio Vaticano II que se tradujera en lo que un historiador del arte ha llamado “un hito en la evolución de la arquitectura de la Iglesia Católica en este país. Para eso se llamó al sobresaliente arquitecto De la Mora quien creó la maqueta de lo que sería el nuevo colegio y el nuevo monasterio en los terrenos del Monasterio en Lago de Guadalupe.

Todo esto cambió con la llegada al monasterio de Fray Gabriel Chávez de la Mora, O.S.B.; quien dio un giro a la nueva visión del monasterio. Él había sido el renovador más sobresaliente de la arquitectura en el tema religioso. Antes del Concilio Vaticano II ya había remodelado la Catedral de Cuernavaca quitando todos los ajuares antiguos y dejándola en términos minimalistas de los años 50s. Más tarde construyo la Capilla del Monasterio de la Resurrección en la misma Ciudad de Cuernavaca.

Era criticado por muchos y alabado otros. Antes del Concilio Vaticano II también diseño todo el conjunto del nuevo Monasterio Benedictino del Tepeyac. Hasta nuestros días todo el conjunto arquitectónico de la Abadía y del Colegio han sido tema de revolución litúrgica para la Iglesia de México y del mundo contemporáneo.

San benito

La Patrona principal de la Abadía del Tepeyac, Nuestra Señora de Guadalupe, se venera en el Monasterio, en la Capilla, en el Templo San Benito y en el Centro Escolar del Lago: “CEL”, con un nivel educativo muy bueno y fomentan las espiritualidad los sacerdotes y maestros benedictinos. El CEL y el Templo San Benito son regidos también por los monjes benedictinos aunque no están dentro de la Abadía.

La imagen fue regalada por el Abad Guillermo Schulenburg, quien fuera amigo del P. Gabriel Chávez de La Mora en 1971. De pintor anónimo, data de 1874. Nuestra Señora de Guadalupe fue tomada como patrona principal de la Abadía por obvias razones. México es nuestro país, y devotos los mexicanos de Ella.

La historia de la Abadía del Tepeyac empezó con una postal que llegó a manos del Abad Baldwing Dworshak con una inscripción en la parte posterior que decía: “Envía a tus monjes a México para la educación de los jóvenes mexicanos yo cuidaré y los bendeciré” Atte. La Virgen de Guadalupe.

Dicen que probablemente la escribió la Señora Lanzagorta con intención de conseguir que la Abadía de St. John’s enviara monjes a México. Lo cierto es que el Abad Dworschak y su capítulo vieron la postal con ojos de fe y enviaron siete monjes…así empezó la fundación de México por una Abadía que ya tenía cinco fundaciones al mismo tiempo: Japón, Puerto Rico, Islas Bahamas, Brasil y México.

En esta Abadía y su conjunto además de venerar a la Santísima Virgen de Guadalupe se venera al santo fundador de la Orden Benedictina, San Benito Abad.

Fuente: Abadía del Tepeyac. Google

Santo Cristo de Limpias

Santo Cristo de Limpias

En la ruta Compostelana que pasa por la provincia Española de Cantabria, se encuentra la Villa de Limpias, famosa por el Santuario del Santísimo Cristo de la Agonía. En el altar mayor se venera una prodigiosa imagen del Cristo de la Agonía. El crucifijo es una meditación de los sufrimientos de Nuestro Señor que presenta a Jesús en los momentos finales de Su agonía. La imagen del Cristo es de tamaño natural. Mide seis pies de altura y está colocada sobre una cruz de 2.30 metros de alto. Los brazos aparecen blandos y relajados como los de un hombre que los abriera sin esfuerzo y sus dedos: índice y angular, en ambas manos están extendidos como si estuvieran dando la bendición final.

Su rostro tiene una expresión indescriptible, de una belleza particular: posa su mirada hacia el cielo y, según el punto de vista de donde se mire, la expresión es distinta, no solo de dolor, sino de oración y contemplación al Padre.

Una réplica del Cristo de Limpias se encuentra en el retablo principal de la Rectoría de San Rafael Arcángel y San Benito Abad, en la Colonia San Rafael, en México. En la que además de adorar al Cristo, se venera a las imágenes de los santos patrones, a la izquierda San Rafael Arcángel y a su derecha San Benito Abad, colocados en pilares, adosados al retablo rematados con capitel dórico.

Este templo fue fundado por Monjes Benedictinos, actualmente atendido por seglares, que han continuado con la devoción a San Benito Abad y San Rafael Arcángel. A partir del 2015 es Parroquia.

Fuente: Corazones. Flickr. Parroquia de San Rafael Arcángel y San Benito Abad.

Catedral de la Inmaculada Concepción

Catedral de la Inmaculada Concepción

La Catedral de la Inmaculada Concepción, conocida como La Purísima se encuentra ubicada en el centro histórico de Córdoba, Estado de Veracruz, México, dedicado a Virgen María en su advocación de La Inmaculada Concepción. Es un templo de estilo ecléctico con arquitectura barroca y neoclásica que inicio su construcción en 1621, con planta basilical de cruz latina, tres naves de igual tamaño y con cúpula en forma octagonal adornada con azulejos poblanos.

Sus campanas están hechas de hierro cobrizo en las que fueron traídas de la ciudad de México.

Las dos torres fueron construidas en distintas etapas, presentan un detalle neoclásico que fue trabajado a principios del Siglo XX y están coronadas por cupulillas, en las que imitaron el diseño de la del altar mayor. Las torres constan de dos cuerpos, de 43 metros y medio de alto, son las torres más altas y el templo más grande del Estado de Veracruz.

La fachada principal es sobria pero equilibrada, de dos cuerpos y un gablete, el primer cuerpo de tres portones con arco de medio punto que fueron forjadas y trabajadas a mano, incluyendo los dos laterales; el portón principal tiene cuatro pares de columnas, el segundo cuerpo consta de tres vitrales con vista hacia el coro, y el vitral principal tiene dos pares de columnas coronada por una diana neoclásica y en el gablete se encuentra un reloj parroquial que data a finales del Siglo XIX. En los costados de la fachada se encuentran dos medallones de religión cristiana, donde presentan un puente y una palmera sobre un desierto, que simbolizan el mundo terrenal con el mundo espiritual.

El interior es de orden dórico y se puede apreciar el estilo barroco, con adornos y detalles que están elaborados con laminilla de oro, pinturas del Siglo XVIII del pintor Salvador Ferrando, el altar mayor que esta exquisitamente adornado con un dorado brillante recargado y colocado en un ábside, en el cual el deambulatorio lo envuelve por su exterior.

En el interior se encuentra la milagrosa imagen de la Virgen de la Soledad que es santa patrona de la ciudad.

El sagrario es una excelente obra de arte en la catedral y se le puede considerar uno de los más hermosos de Veracruz, está hecho de plata alemana finamente trabajada que es una orfebrería traída de Bélgica muy detallada, con un pequeño toque de estilo rococó en la capilla y es carente de cimborio y tabernáculo. En la parte de arriba se encuentra la siguiente inscripción: HIC EST DOMUS DEI ET PORTA COELI

Fuente: Wikipedia, Flickr