Ruta de los conventos de Morelos

La ruta de los conventos de Morelos, fue reconocida por su alto valor histórico y arquitectónico el 17 de diciembre de 1994 por la UNESCO como Patrimonio Mundial de la Humanidad, de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura. Esta distinción se les otorgó por haber sido el modelo arquitectónico conventual que se implantó en toda la parte hispana del continente americano, así como por constituir un ejemplo único de arquitectura y urbanismo al incorporar la utilización de espacios abiertos para la celebración del culto católico. Dichas características fueron consecuencia de la necesidad de enseñar la nueva religión y procurar una convivencia armónica entre las dos culturas. Todas las celebraciones religiosas del culto prehispánico eran llevadas a cabo en espacios abiertos, por lo que los frailes pensaron que la adaptación a los nuevos ritos sería más fácil si se asemejaban a los antiguos.

Los frailes dominicos, franciscanos y agustinos partieron de la Ciudad de México y se fueron expandiendo por todo el territorio conquistado, estableciendo los primeros monasterios a partir de los cuales proyectarían las rutas de conquista y evangelización de otras zonas. Los primeros en llegar fueron los franciscanos en 1524, y fundaron los conventos de Huejotzingo, Cuernavaca, Calpan y Tochimilico. Les siguieron los dominicos en 1526, quienes fundaron Oaxtepec, Tepoztlán, Tetela del Volcán y Hueyapan. Finalmente, los agustinos llegaron en 1533 y fundaron Ocuituco, Totolapan, Yecapixtla, Tlayacapan, Atlatlauhcan y Zacualpan de Amilpas.

La mayoría de los monasterios tiene los siguientes elementos: un atrio, que es el espacio que precede a la iglesia, una capilla abierta, cuatro capillas posas en las esquinas del atrio, una cruz atrial, un camino procesional paralelo a los muros del atrio, Vía Crucis, un templo techado, y el edificio propio del monasterio construido alrededor de un claustro. El espacio requerido por el atrio se lograba con muros que nunca excedieron los cinco metros, pero que logran darle la intimidad y el misticismo necesarios para la realización de celebraciones. Las capillas abiertas son consideradas la mejor aportación de la arquitectura novohispana a la arquitectura mundial, y normalmente se encuentran situadas a un costado de la iglesia, con la misma orientación que ésta. Las capillas posas, como su nombre lo indica, servían para posar ahí al Santísimo Sacramento en las procesiones de la celebración de Corpus Christi, estaban hechas de piedra y se situaban en las esquinas del atrio.

Los templos casi siempre tienen una sola nave y a un costado, usualmente al sur, se sitúa el Monasterio para que el edificio lo proteja de las inclemencias del viento. Dentro de los claustros se pueden admirar pinturas murales, jardines y fuentes.

Estos conventos fueron la piedra angular a partir de la cual se instaló el resto de la población. Las funciones de los Conventos eran: de escuela, hospital, e incluso albergue, además de que el abastecimiento de agua, por medio de acueductos, se planeaba con base en la localización del monasterio.

Durante el Siglo XVI, la organización del territorio urbano se hizo principalmente en torno a los monasterios.

El recorrido de estos Conventos inicia con: El Convento Franciscano de la Asunción en Cuernavaca, hoy la Catedral sede de la Diócesis de Cuernavaca; los Conventos Dominicos de la Natividad, en Tepoztlán; el de Santo Domingo, en Oaxtepec; de San Juan Bautista en Tetela del Volcán; el de Santo Domingo, en Hueyapan; los Conventos Agustinos de: San Juan Bautista en Tlayacapan; el de San Guillermo en Totolapan; el de Santiago Apóstol en Ocuituco; y el de la Inmaculada Concepción en Zacualpan.

Cada uno de estos edificios nos ofrece una excelente arquitectura ya que fueron diseñados basándose en los monasterios europeos, adaptándolos a las circunstancias que eran del todo distintas así, ubicaron el claustro, generalmente de dos pisos a lado del templo, cuya portada está orientada al poniente en todos los casos, detrás de ambos la huerta y al frente un gran atrio con capillas posas.

Constituyen una buena opción de turismo para los residentes o visitantes de la zona del valle de México, ya que se pueden visitar los pueblos donde se localizan. Visitar al Santísimo Sacramento, venerar las advocaciones marianas, como: La Asunción de Maria, la Natividad y/o algunos santos patronos de acuerdo al nombre congregación del Convento.

Fuente: Morelos Travel, Google, Informo Morelos, México Desconocido

Anuncios

6 pensamientos en “Ruta de los conventos de Morelos

  1. Gracias por esta narración tan interesante, el año pasado hice está ruta y me impresiono la hermosura de las iglesias y conventos que a pesar de haberse costruido hace más de 400 años ahí están con su mágnifisencia y de la tenacidad de los misioneros

  2. En el Estado de Morelos se localizan 11 de los catorce Conventos del Siglo XVI; riquezas arquitectónicas que aunadas a sus pinturas y jardines tienen la habilidad de transportarnos a otra época, a los principios de la evangelización en América.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s