Archivo | abril 2013

El barroco en argamasa en Tepalcingo

 El barroco en argamasa en Tepalcingo

Tepalcingo se encuentra en el Estado de Morelos.

En un recorrido podemos visitar una zona rica de historia, arqueología, tradiciones y artesanía. En el Santuario de Tepalcingo se venera a Jesús Nazareno, este santuario tiene la fachada trabajada en argamasa que nos muestra diversos pasajes bíblicos a través de los cuales se evangelizaba.

El pueblo de Tepalcingo, celebra la feria más grande y de mayor tradición en el Estado de Morelos, a la cual concurren peregrinos de toda la Republica Mexicana y algunos extranjeros, destacando peregrinos de Estados de la Republica. Esta feria se lleva a cabo el tercer viernes de Cuaresma, es decir el tercer viernes después del Miércoles de Ceniza, esta es dedicada al Señor de las Tres Caídas o Jesús Nazareno, es el acontecimiento más importante del año, y la primera feria religiosa, comercial del Estado de Morelos, la cuarta más importante de México y la primera feria popular más grande de México, Tipo Tiaquixtli. No pueden faltar las peregrinaciones, danzas, feria y artesanías de la población.

Después de visitar y admirar este Santuario no podemos dejar de conocer el Convento Agustino del Siglo XVI, en Jonacatepec, un austero convento que conserva importantes restos de pintura mural.

Así también en el poblado de Chalcatzingo se puede visitar el Templo de San Mateo, trabajado por indígenas. En este lugar se produce la artesanía de los famosos Cuexcomates, (especie de granero cuya forma y elaboración lo convierten en una joya artesanal de gran importancia para los morelenses, su forma constituye una metáfora de la abundancia, la renovación y la fertilidad), y antiguos silos para guardar granos.

El Santuario del Señor de Tepalcingo; la Iglesia de Santa Mónica, en el poblado de Atotonilco, las iglesias de Santa Cruz y de Nuestra Señora de Guadalupe; la Parroquia de San Martín; y la Hacienda de San Nicolás Tolentino, son monumentos históricos de esta población.

Fuente: Wikipedia. Turismo Cultural

Anuncios

Una iglesia del Siglo XVII

Una iglesia del Siglo XVII

Una iglesia del Siglo XVII, es la Parroquia de los Santos Cosme y Damián, ubicada en la calle de Serapio Rendón # 5, en la colonia San Rafael, Ciudad de México; en la que se venera a los Santos Cosme y Damián, el 26 de septiembre de cada año.

La colonia San Rafael fue fundada, oficialmente en julio de 1891, cuando la ciudad de México empieza a crecer en sus cuatro puntos cardinales. Esta es una de las primeras colonias que surgen del fraccionamiento de antiguos ranchos y haciendas.

En el tiempo de su construcción, la actual parroquia se encontraba en las afueras de la ciudad de México, era una iglesia “extramuros”, a la orilla de la calzada de Tacuba, uno de los caminos de acceso a la ciudad más importante desde la época prehispánica.

Fray Juan de Zumárraga en 1581 fundó un hospital con una ermita, para atender a los indios forasteros, dedicándolo a los santos Cosme y Damián. En 1669 los franciscanos le añadieron el nombre de Santa María de la Consolación, por el milagro que realizó una linda imagen tallada en madera, que aún se venera en el templo.

Esa construcción fue sustituida en 1672 por la que todavía existe, con su atrio arbolado y en la fachada las figuras en piedra de la Sagrada Familia, Santa Ana, San Joaquín y en lo más alto la Virgen de la Consolación.

Es de los pocos templos que cuenta con un atrio muy amplio, un hermoso pulpito, casa parroquial.

Tras la aplicación de las leyes de exclaustración de los bienes religiosos, una parte del convento se dedicó a hospital militar y años más tarde la parroquia dejó de ser atendida por los franciscanos, quedando a cargo del clero diocesano, que depende directamente del Arzobispado de México.

Al paso de los años perdió sus retablos originales y el retablo actual era de la Iglesia de San Jacinto, donado a la Parroquia de San Cosme. Se colocó en el altar mayor, de estilo churrigueresco muy bello, de madera recubierto de hoja de oro.

En una capilla lateral se encuentran los restos del gran historiador don Joaquín García Icazbalceta, cronista de la ciudad de México y miembro fundador, en 1870, de la Academia Mexicana de la Lengua.

Del antiguo hospital poco se conserva y lo que queda está urgido de una buena restauración, se ha comenzado a limpiar, pintar el atrio y, lo más importante, le ha dado vida a la parroquia, entre otras, con la celebración de misas gregorianas, los domingos en ocasiones la misa con mariachis; preparan para el bautismo, confirmación y primera comunión a personas con síndrome de Down, y a los que esperan o han recibido un trasplante, fomentando entre los fieles la cultura de la donación.

Es interesante conocer el templo, el sepulcro del antiguo cronista, y darse una vuelta por la añeja colonia, para admirar sus casonas y privadas, varias en plena recuperación.

Fuente: Cultura 2010, Flickr, Blogpost

Ex Convento y Parroquia de Calimaya

calimayaCalimaya se localiza al sur de Toluca, en las faldas del Nevado de Toluca.

En Calimaya se construyeron en el año de 1561, una iglesia y un convento, dedicándolos a San Pedro y San Pablo Apóstoles, santos que fueron designados patronos de la población, la iglesia fue elevada, más tarde, a la categoría de parroquia, el convento fue uno de los más grandes que se construyeron en la región.4198803435_2ee5aac512_z-calomaa  Parroquia de San Pedro y San Pablo Apóstoles

Anexos al convento se edificaron las capillas abiertas para los indígenas, el atrio que tiene grandes dimensiones, varias cruces atriales, así como las capillas posas en las esquinas del atrio y la capilla dedicada a la Tercera Orden de los Franciscanos.

La parroquia tiene una enorme nave, su techo está formado por varias cúpulas; en las paredes existen valiosas pinturas, estofado  y esculturas de santos, sobresalen  la pinacoteca, la famosa obra pictórica de Miguel Cabrera “La Virgen de la Luz” y un Cristo en la Cruz, elaborado con bagazo de caña, de hechura indígena, del Siglo XVI, que está ubicado sobre el altar principal.

Y la maravillosa carroza que el pueblo atribuye haber pertenecido a los condes Santiago-Calimaya, pero que en realidad perteneció a una ancestral cofradía.

El 29 de julio los tres mayordomos para la fiesta mayor de Calimaya, en honor de los santos patrones, organizan grandes festejos, celebrando la Eucaristía, con la participación de todo el pueblo con novilladas, peleas de gallos, bailes populares, danzas regionales, comidas para todos los habitantes del pueblo, en la noche gran romería con castillos de luces, cohetes y una feria con todas sus diversiones.

Del barroco popular dentro del municipio de Calimaya son la portada de la Iglesia de Santa María Nativitas que es un bello ejemplar del barroco en argamasa, la Capilla de San Andrés Ocotlán, cuya portada ostenta elementos decorativos como las columnas salomónicas; posiblemente su reconstrucción se realizó a principios del Siglo XVIII; la Capilla de San Juan Bautista y la de Nuestra Señora de los Ángeles; la Iglesia de Nuestra Señora de la Concepción Coatipac, que tiene uno de los retablos populares más valiosos de la entidad; su portada es sencilla. La Capilla de San Bartolito, en el pueblo del mismo nombre, cuya portada es rica en ornamentación.

Visitar estos edificios es muy interesante por el estilo especial de su arquitectura tanto de la parroquia como de las capillas y lo poco que queda en pie del ex convento.

Fuente: “El Estado de México”, La Prensa. Flickr

Parroquia de Santa Rosa de Lima

1364087429StaRosa1

La Parroquia de Santa Rosa de Lima, de frailes dominicos, tiene como Santa Patrona a Santa Rosa.

Se construye de 1938 a 1944, ubicado en las calles de Tamaulipas y Alfonso Reyes, en la Colonia Condesa en México., D. F.

La construcción del templo de estilo neobarroco, en tezontle y cantera, de cruz latina, de hermosa belleza que representa un espacio emblemático de la fe dominica.

El ápside muy marcado, con capiteles jónicos. Su cúpula es octagonal y en cada una de las pechinas están representados los cuatro evangelistas. Al centro del retablo principal se encuentra en el primer nivel el Sagrario, en el segundo nivel los desposorios místicos de Santa Rosa, con el Niño Jesús, que le está entregando un anillo y en el tercer nivel Santo Domingo de Guzmán, recibiendo el rosario de la Virgen María.

santa-rosa

A la derecha, se encuentra la imagen de S. S. Pío V, en actitud de orar por la Batalla de Lepanto. Todo en alto relieve; del lado izquierdo Santa Rosa, cortando flores y del derecho repartiendo a los niños alimentos. La Virgen Fátima y del lado derecho la Virgen de Guadalupe y Santo Domingo con San Francisco de Asís, ya que eran amigos. La Virgen con Santo Domingo de Guzmán, y el Papa Clemente X, que recibe las rosas.

48db6258-9f50-4a8d-9163-32cc4b714ffa

En la parte alta de los costados del templo se admiran dos árboles; en uno se representan los quince misterios del Santo Rosario y del lado opuesto la santidad de los frailes. Dos frailes como tronco del árbol y en medallones los santos dominicos.

Y en vitrales se observan seis de cada lado con santos dominicos y bajo de estos emplomados los confesionarios de madera tallada, así como en el altar de madera tallada podemos admirar a Jesucristo con los apóstoles en la fracción del pan.

El coro adornado con dos ángeles que sostienen el escudo dominico.

Frente a la imagen de la Divina Providencia se encuentra la pila bautismal.

En la entrada dos capillas donde se veneran en una, el Señor de las Maravillas y Nuestra Señora de los Ángeles, y la otra dedicada al Nuestra Señora del Rosario.

Fuente: Visita guiada de la Secretaria de Cultura.

Feria Nacional de San Marcos

Feria Nacional de San Marcos

Esta feria de San Marcos es un evento multidisciplinario que combina y ofrece actividades religiosas, de entretenimiento, cultura, tradiciones, deportivas y culinarias. Se celebra en honor a San Marcos en la ciudad de Aguascalientes entre los meses de abril y mayo de cada año; siendo el día 25 de abril la conmemoración mayor para su santo patrón, San Marcos Evangelista.

La Feria Nacional de San Marcos cuenta con 184 años de historia, convirtiéndola en una de las más antiguas; y en la actualidad una de las de mayor prestigio internacional.

Templo de San Marcos se ubica frente al Jardín del mismo nombre del templo, conocido antiguamente como: ”Templo del Pueblo Nuevo de los Indios de San Marcos”. Se empezó a construir antes de 1655, a iniciativa del Dr. Manuel Colón de Larreategui; permaneció inconcluso por espacio de más de cien años, y se terminó por completo en 1765. La fachada barroca churrigueresca, de tres cuerpos y remate semicircular.

A pesar de usar pilastras estipes de forma singular, carece de relieves ornamentales y luce una composición sobria, tradicional, de nichos con esculturas de vigoroso acento popular en las entrecalles laterales. En el segundo cuerpo, un vitral de la imagen de la Virgen del Carmen.

virgendelcarmenaguascalientes

El interior es de una sola nave con planta latina. En el presbiterio, el altar mayor de estilo neoclásico, al centro la Virgen del Carmen y en la parte superior, la escultura de San Marcos.

La suntuosa torre-campanario es de dos cuerpos y se aprovecha para enfatizar la altura barroca. El interior es una sola nave con planta en cruz latina. Los confesionarios se encuentran empotrados en los muros. En la sacristía, la pintura al oleo de tema religioso: “La Adoración de los Reyes al Niño Jesús”, data de 1775; abarca toda la pared y revela el gusto de afamado artista novohispano por los cuadros de gran tamaño.

A pesar de que la Feria Nacional de San Marcos su origen es netamente mercantil, el homenaje al Apóstol San Marcos es incluido como parte de una fiesta patronal el día 25 de abril, día del santo patrono, siendo ya la fecha más importante de la verbena, iniciando con las tradicionales “Mañanitas” en el Jardín de San Marcos por la Banda Sinfónica Municipal, después con una Misa de Gallo en el mismo templo, donde autoridades, personajes importantes de la sociedad y el pueblo en general se reúnen para agradecer a San Marcos por una fiesta más.

Wikipedia, travelerosmx http://www.panoramio.com/photo/74055989

Monjas Coronadas

monja coronada 5

Esta exposición permanente se encuentra en el Museo Nacional del Virreinato, en Tepotzotlán, Estado de México.

Es la colección de más de veinte retratos de monjas coronadas que, por su número así como relevancia artística e histórica, es la más importante de su género en América Latina. A través de interesantes pinturas, amenas explicaciones y apoyos interactivos, se aborda la vida de las mujeres que ingresaron a diversos conventos durante el periodo virreinal.

monja coronada

Estas pinturas llaman la atención, es frecuente que algunos visitantes detengan su trayecto para observar con detenimiento los rostros de numerosas mujeres que desde los lienzos parecieran devolver miradas, sugerir preguntas y transportar a quienes los contemplan a ambientes históricos distantes en el tiempo.

monja coronada1

Sus exuberantes coronas y el colorido que priva en sus atuendos las convierten en una obra excepcional, fácilmente distinguible de la temática y características tradicionales del conjunto de la pintura virreinal. Su vistosa elaboración no obedece únicamente a un afán decorativo dispuesto a mejorar la composición estética de la pintura. Coronas, palmas y otros componentes iconográficos fundamentales, tienen un claro significado religioso que en el periodo virreinal pretendían comunicar de manera eficaz y contundente su trascendencia.

Los retratos eran realizados para conmemorar dos momentos fundamentales de la vida de una religiosa: la profesión y la muerte. Los retratos de profesión recrean el momento en que las jóvenes realizaban los votos perpetuos y “morían” para el mundo exterior. Una vez que las religiosas fallecían, volvían a portar coronas y palma floridas y eran realizados sus retratos para transmitir mediante imágenes iconográficas de sencilla lectura.

Los retratos de monjas coronadas son de estilo barroco excelso.

Fuente: virreinato.inah.gob.mx

San Felipe de Jesús

FelipeJesusVirreinato

San Felipe de Jesús es el primer Santo mexicano de la Iglesia Católica, bautizado como Felipe de las Casas, hijo de españoles, nació en 1572 en México; un niño inquieto y travieso. Entró al noviciado franciscano, muy joven, el cual abandonó. El padre de Felipe lo envió a Manila en Filipinas, allí encontró una vida mundana que lo deslumbró, al poco tiempo reconsideró su vocación y regresó con los franciscanos en Manila, fue ordenado sacerdote en México.

San Felipe se embarcó con otros frailes, una tormenta desvió el barco hacia Japón, allí los franciscanos se dedicaron a hacer misión, con éxito, iniciándose la persecución contra los cristianos de Toyotomi Hideyoshi.

Siendo náufrago pudo evitar los tormentos y la prisión, pero optó libremente como sus compañeros franciscanos fueron llevados en procesión por varias ciudades, desde Kioto, para ser objeto de burla, martirizados, les fueron cortadas una oreja y en el Monte de los Mártires, afuera de la ciudad de Nagasaki, los franciscanos de la primera y tercera orden, y tres jesuitas, junto con varios laicos japoneses fueron colgados en cruces. Felipe de Jesús se ahogaba debido a una cadena que se encontraba en su cuello, los soldados lo atravesaron con lanzas en los costados una de ellas atravesó su corazón, murió mártir a los 23 años y sus últimas palabras “Jesús, Jesús, Jesús”, el 5 de febrero de 1597.

Fue beatificado, junto con sus compañeros el 14 de septiembre de 1627 y canonizado el 8 de junio de 1862.

La Iglesia Católica en México lo considera patrono de la Ciudad de México y de su Arzobispado. En Villa de Alvarez en el Estado de Colima se celebra su festividad hace más de 150 años el 5 de febrero.

Fuente: Wikipedia, Vida de Santos