Los Conventos Franciscanos

Los Conventos Franciscanos

Uno de los cuatro primeros conventos franciscanos es el Convento en Huejotzingo, en el Estado Puebla, en el año de 1525 cuando la ciudad se hallaba todavía en un lugar aislado por hondas barrancas, hoy conocido como San Juan Loma.

exconvento-de-san-miguel-arcc3a1ngel

El exterior del templo presenta una mezcla de plateresco y mudéjar. El primer estilo se expresa en el contraste de amplios espacios lisos con reducidos espacios ornamentados, como la fachada lateral, la puerta rodea con una decoración de hojas y cardos. El segundo se manifiesta, en la forma conopial del arco de la puerta mayor. Adentro es admirable el retablo central, uno de los pocos del Siglo XVI que se conservan en México, destaca, la roca, peñasco y la piedra, decorando la puerta de la sacristía, que forma una malla de flores.

En el ex convento se encuentra Museo de la Evangelización, a cargo del Instituto Nacional de Antropología e Historia. En la sala de profundas hay una célebre pintura al fresco, con las figuras de los primeros doce franciscanos que llegaron a la Nueva España, en 1524. En el atrio de la iglesia podemos ver las capillas posas. Reciben tal nombre por servir para colocar al Santísimo Sacramento en las procesiones, también se utilizaban como capillas de indios.

En su fino decorado son notorios dos emblemas franciscanos: el escudo de las cinco llagas del Señor y el cordón rematado por flecos, símbolo del lazo con que se ató a Cristo para ser azotado y de los votos de la orden: pobreza, obediencia y castidad.

El Convento de Cholula, situado en el centro de San Pedro Cholula, Puebla. El conjunto monumental dedicado al arcángel San Gabriel muestra su importante mole formada por: la barda atrial, el atrio, las capillas posas, el templo, el claustro, la capilla de naturales y la capilla de la Tercera Orden. San Gabriel es uno de los templos más antiguos de México, fundado en 1549.

Se observan retablos a color, de los doce frailes y escenas de la vida de San Francisco. Cenefas, guarda polvos, columnas platerescas, conchas sobrepuestas a los diferentes personajes, todo esto en sus “frisos” policromados. También está un panel de los doce frailes adorando a la Santa Cruz, representando su historia.

El Ex Convento Franciscano y Parroquia de San Luis Obispo de Tolosa se encuentran en Tlalmanalco, Estado de México.

tehuacan

Su capilla abierta es un interesante ejemplo de lo que se ha dado en llamar arte tequitqui , del náhuatl, “vasallo”, término que hace referencia a obras, principalmente escultóricas, de tema cristiano talladas por artesanos indígenas.

Construido entre 1585 y 1591, según la inscripción grabada en la portada de la iglesia. Ésta presenta una sola nave con cabecera poligonal. La capilla abierta, de planta trapezoidal, quedó inconclusa. Su interior es de estilo protorrenacentista y está decorado con motivos de origen italiano y figuras que parecen tomadas del bestiario indígena.

En la iconografía del claustro, cargado de elementos simbólicos; se conserva un retrato de Fray Martín de Valencia, posible autor del conjunto arquitectónico y de Santa Clara, fundadora de la sección femenina de la Orden Franciscana.

En el año de 1535 los habitantes de Tehuacán, Puebla, con el deseo de contar permanentemente con la asistencia de los frailes franciscanos a quienes tenían que acudir hasta Huejotzingo construyeron un templo y convento al pie del Cerro Colorado.

En Calcahualco, Tehuacán viejo, se inicio la construcción en un terreno elegido por los propios clérigos y cercano al que habitaban los principales del pueblo, así como al camino a Oaxaca y Guatemala. Veinte años después tuvieron que mudarse al lugar actual por un problema endémico de paludismo que había hecho enfermar a los frailes y la plaga de hormigas y víboras de cascabel que no la dejaban progresar.

descarga (1)tlalmanalco

No se conoce el año del cambio del pueblo, la orden se dio entre 1569 y 1570 y en los primeros años de la década de los ochenta un terremoto originó el cambio definitivo del pueblo de Tehuacán a su ubicación actual.

Al lado del Templo de San Francisco se encuentra ubicado el ex convento, después de un atrio adoquinado bastante amplio. La puerta de acceso arriba tiene dos escudos con anagramas, en el lado izquierdo tiene las letras JHS y una cruz en medio de ellas y el de la derecha tiene las letras MA entrelazadas y con una corona encima de ellas. En la clave del arco hay otra cruz sobre una calavera y arriba en la pared hay restos de pinturas murales de ángeles tocando flautas.

Al traspasar el pórtico en el pasillo de acceso al claustro se puede observar un nicho que originalmente era un acceso al templo y actualmente está colocada la Virgen de Guadalupe.

El jardín interior esta circundado por 16 columnas toscanas y arcos que sostienen el inmueble de dos plantas. Los pasillos que rodean el jardín están decorados por una cenefa en gris y blanco en el cordón franciscano arriba y abajo y motivos de flores y hojas de parra en el centro. En la parte superior y baja hay varios salones y en el que da acceso a las escaleras hay un lavamanos incrustado en el muro y pinturas que representan el cultivo de viñas que se supone fue el comedor, en el cuarto anexo hay un horno que debió ser la cocina, seguido de otros con salida a un patio pequeño parte de la huerta.

Frente al pórtico y vestíbulo esta la pared oriente y atrás estuvo la sala conocida como de profundis donde los frailes se reunían a rezar y actualmente es la sacristía del templo.

En el segundo piso estaban las celdas de los frailes.

El templo de San Francisco donde se alberga la Parroquia del Sagrario Diocesano está situado en el centro de Tehuacán. La fachada muy sencilla con un solo arco de medio punto con alfiz en piedra y a la altura del coro tiene una ventana geminada, toda pintada en blanco.

Tiene una sola torre de dos cuerpos al lado izquierdo una espadaña campanario sin campana y al lado derecho en el altar mayor hay un retablo de madera pintado en blanco con dorado con forma poli global de ábside de la iglesia y remata en un nicho en forma de concha en la parte superior.

En repisas las esculturas de San Antonio de Padua, Santo Domingo, San Agustín y San Ignacio y hasta arriba se encuentra San Felipe de Jesús, primer santo mexicano, repisa que contenía originalmente una imagen grande en madera de San Francisco de Asís.

En el nicho principal del altar mayor se encuentra la imagen de San Francisco de Asís que antes albergo la de la Inmaculada Concepción.

“Señor, hazme un instrumento de tu paz. Donde haya odio siembre yo amor; donde haya ofensa, perdón; donde hay duda, fe; donde hay desesperación, esperanza; donde haya tinieblas, luz; donde haya tristeza, alegría” San Francisco de Asís

Fuente: Arzobispado de México. Expositor. Pedro Ángeles Jiménez. Flickr

Anuncios

2 pensamientos en “Los Conventos Franciscanos

  1. A lo largo del virreinato, San Francisco fue el convento de conventos. Su presencia fue símbolo de victoria: con su orden se selló el triunfo. Sus intrépidos monjes lograron fundirse entre los indígenas, evangelizarlos, latinizarlos e incluso recopilar la historia de sus costumbres.

    Los monjes franciscanos, grandes evangelizadores, que lo lograron gracias a Dios, sus conocimientos y tenacidad.

  2. No cabe duda que nuestro querido México está surtido de ricas características arquitectónicas que nos han heredado nuestros ancestros, como son en estos casos los CONVENTOS. Es muy notorio que en uno de ellos está la imágen de la Sma. VIRGEN DE GUADALUPE. Salvador López Ruiz, MECE.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s