Archivo | junio 2013

Retablo barroco

Retabo barroco

Retablo de la Capilla de la Ex hacienda de San Gabriel de Barrera, en el Estado de Guanajuato, México, en la que se pueden observar los tres cuerpos del retablo de estilo barroco.

Fotografia tomada en la visita guiada.

Anuncios

Museo Exhacienda San Gabriel de Barrera

Museo Exhacienda San Gabriel de Barrera

En el Estado de Guanajuato se encuentra la antigua hacienda del Siglo XVII, conocida originalmente con el nombre de Exhacienda de Barrera Grande, cuyo casco y jardines están abiertos como museo. El edificio muestra una recreación de cómo se vivía en estas haciendas, con muebles de la época, ajuares, vajillas… En el exterior, 22,000 metros cuadrados distribuidos en 17 jardines muy originales, en los que se cultivan y cuidan distintos tipos de vegetación. Su decoración es antigua y exquisita, así las personas que lo visitan no solo se deleitan por la extraordinaria naturaleza, por el buen gusto de los detalles que la rodean e inspirados en otros países, el jardín mexicano, japonés, chino, ingles… el acceso original es por un puente sobre el río Guanajuato.

Desde 1979 el Museo Exhacienda San Gabriel de Barrera, ofrece a los visitantes de la ciudad un verde y colorido recorrido en el que las bellezas arquitectónicas se conjugan con diferentes ambientes, de belleza, pasado y tradiciones.

El interior de la Hacienda está dividida en tres partes: la primera, destinada a la casa habitación, oficinas y áreas de recreo, actualmente parte del Museo; la segunda parte, para los servicios religiosos en donde se levanta la pequeña Capilla que cuenta con un Retablo del Siglo XV Español, en barroco dorado, en tres cuerpos, en el primer cuerpo el altar con el sagrario e imágenes con escenas de la pasión de Jesús, en el segundo cuerpo, pasajes bíblicos y en el tercer cuerpo remata con un Cristo y pasajes de Jesucristo. En la tercera y última parte, en la que fue el laboreo, en donde se encontraban los patios para la amalgamación, galeras, almacén de mineral, acueductos, norias, estanques y caballerizas.

Las áreas que originalmente se destinaban al trabajo de beneficio de metales son ahora los 17 hermosos jardines cada uno con un estilo propio.

En el año de 1975 la adquiere el Gobierno del Estado de Guanajuato. Fue sin duda la más importante de las Haciendas, que hoy en día es la más hermosa como puede comprobarse al visitarla.

Actualmente la Hacienda cuenta con otros servicios: renta de jardines para todo tipo de eventos, servicio de cafetería-bar y tienda de Artesanías.

Visita guiada en Guanajuato. Fotografía del Jardín Mexicano, por Rosa de María.

San Diego de Alcalá

San Diego de Alcalá

Una bella y antigua imagen, del Santo Patrón, San Diego de Alcalá que se encuentra en la Ermita de San Diego, en Acapatzingo, Cuernavaca, Estado de Morelos.

Acapantzingo significa “Sobre la falda del Carrizal”. Proviene del nahuátl “Acatl”, caña, carrizo; “Pan” sobre; “Tzingo” o “Tzintli”,base: definición que describe las características del entorno geográfico de ese poblado de Cuernavaca.

San Diego nació a finales de Siglo XIV en una familia modesta, en un pequeño pueblo al norte de la provincia de Sevilla. Sus padres, de fe cristiana, le pusieron el nombre de Diego por le Santo Santiago, patrón de España.

Desde su juventud se consagró al Señor como ermitaño en la Capilla de San Nicolás de Bari, en su localidad natal, y después en el ermitorio de Albaida bajo la dirección espiritual de un sacerdote ermitaño.

San Diego fue hermano lego Franciscano OFM., murió en Alcalá de Henares, España, el 12 de noviembre de 1463. Se le conoció por su humildad, caridad, milagros, penitencia y contemplación. Es patrón de los Hermanos Franciscanos Legos, y su fiesta patronal el 13 de noviembre.

Cabe mencionar que aun hay culto en esta pequeña Ermita.

Fuente: Visita guiada.

“San Dieguito”

En la calle de Galeana en la Colonia Acapatzingo de Cuernavaca, Estado de Morelos, se ubica una de las ermitas que tienen culto en este lugar.

Se venera a San Diego de Alcalá, que es el nombre del Santo Patrón.

Se encuentra rodeada de una arquería, que enmarca un pequeñísimo atrio. Remata la capilla con una espadaña con tres arcos, en cada uno de ellos una campana y en el arco central de mayor tamaño, arriba de este una cruz.

capilla de san diego

El altar de espaldas al pueblo, en el centro una pequeña cruz que está colocada sobre el altar cerca del sagrario. Unas esculturas de San Diego de Alcalá, a los laterales, San Judas Tadeo, San Martin de Porres, San Charbel, todo colocado sobre el altar. En el muro lateral derecho un cuadro con la Imagen de la Virgen de Guadalupe y del lado opuesto la Santísima Trinidad.

El recinto pintado en color blanco, el Vía Crucis muy antiguo, trabajado en barro. El candil da más luz al lugar, el piso de madera y diez bancas para los feligreses.

iterior de la capilla

No se observa ornamentación.

Se encuentra abierta todos los días y los domingos se oficia la Santa Misa a las 7 de la noche, llamando a la feligresía por medio de cohetes y campanas.

Fuente. Visita guiada por los templos del Estado de Morelos.

Ex Convento de San Juan Bautista

Ex Convento de San Juan Bautista

El Ex Convento de San Juan Bautista se localiza en Tlayacapan, Estado de Morelos, México.

Tlayacapan significa en náhuatl, “Sobre la punta de la tierra”, “Lugar de los límites o linderos”, “La nariz de la tierra”. En lo alto de una montaña un pueblo con tradición e historia, con una riqueza visual de sus cerros, tiene un excelente clima y cuenta con hospedaje, spas, restaurantes, mercado, variedad gastronómica, artesanías, museos, arquitectura… y con 26 capillas y ermitas, por lo que le llaman: Pueblo Mágico de Morelos.

Entre los lugares a visitar en el municipio de Tlayacapan se encuentra el Ex Convento San Juan Bautista, el cual es un símbolo de la misión Agustina del Siglo XVI, forma parte de la ruta de los Conventos.

La primera piedra fue colocada el 7 de noviembre de 1534 y les llevo 40 años terminar la construcción esto fue en 1574, el convento tuvo como provincial a Fray Diego Rodríguez de Ventanillo, y en 1566 se hizo cabecera de la zona, fue Monasterio para los Frailes Agustinos hasta 1754.

En el Ex Convento San Juan Bautista llama la atención la inmensidad del atrio y la sencillez de la fachada con caracteres platerescos, no tiene torre ni campanario. La fachada remata con cinco arcos y sus respectivas campanas, elemento único de los templos morelenses del Siglo XVI. Destaca la capilla abierta, de gran valor histórico por su pintura mural; así como la Sala de Profundis, hoy un Museo de Sitio en el que exhibe nueve cuerpos momificados hallados en el lugar, objetos pertenecientes a Emiliano Zapata, piezas arqueológicas, coloniales y de arte sacro.

Este hermoso convento que resalta por sus murales en el interior. Destaca por la verticalidad de su fachada y por el empleo de recios contrafuertes y almenas. Tiene características tanto góticas como renacentistas. Son notables las pinturas al fresco que sobreviven particularmente en el claustro y la sacristía, así como en la capilla abierta.

Tlayacapan está rodeado de un bello paisaje. Sus puentes, los portales coloniales de la plaza principal y los 27 templos que ahí se construyeron, hacen de esta población un lugar agradable y especial.

Fue declarado por la UNESCO, Patrimonio de la Humanidad y forma parte de la ruta de los conventos.

Ex Convento en Oaxtepec

Ex Convento de Santo Domingo de Guzmán

El Ex Convento de Santo Domingo de Guzmán, en Oaxtepec, Estado de Morelos, destaca su templo de una sola nave, con planta de cruz latina y nervaduras de estilo gótico que se extienden por sus cinco bóvedas. En los muros, se forman breves nichos y dentro de uno de ellos sobresale un Santo Entierro, atesorado en una dorada urna del Siglo XVIII. En los brazos de la “cruz” que forma el edificio, se localizan dos capillas con admirables retablos churriguerescos, que datan, del año 1545.

El claustro, es austero, tanto por su plan arquitectónico como por sus elementos ornamentales, en cantera, como algunos relieves de notable elegancia coronando arcos, pilares, y algunas nervaduras de estilo gótico, en las bóvedas de las esquinas. Lo que sí torna muy valioso a este convento, es su pintura mural, de la cual se conservan hasta 2,600 metros cuadrados, en diferentes zonas del claustro, las bóvedas se encuentran adornadas con casetones de distintos tonos, azul, verde o dorado, lo cual aumenta la hermosura de esta parte del Convento.

En el claustro bajo, se pueden observar capillas posas en las cuatro esquinas, con vestigios de pinturas murales relacionadas con la Pasión y Muerte de Jesucristo. Estas capillas sirvieron como estaciones procesionales, para iniciar el Vía Crucis. En esta sección del claustro, destacan 18 pinturas al temple de diferentes santos, la mayoría relacionados con los dominicos: Santo Tomas de Aquino, Catalina de Siena, Vicente Ferrer, San Felipe, Santa Rosa de Lima, San Francisco de Asís, amigo de Santo Domingo de Guzmán, San Andrés, San Pablo, San Pedro, mártir de Verona.

En el refectorio del convento, sobresale una composición pictórica relacionada con el milagro de la Multiplicación de los Peces y en un recinto anexo, la Sala de Profundis, se observa una representación de San Jerónimo.

El claustro del Convento de Santo Domingo de Guzmán ha tenido diferentes funciones a lo largo de los siglos, escuela rural, albergue recreativo para jóvenes y desde la década de los noventa ha servido como un pequeño museo, con piezas prehispánicas, una colección de insectos y otra de plantas medicinales. También cuenta con una biblioteca y salas para muestras temporales.

Actualmente el espacio se aprovecha para la catequesis de niños, impartido por jóvenes y entusiastas catequistas.. También un grupo de la tercera edad, estudiando e interpretando melodías, cantos sacros y tradicionales, su coro se llama “Vida Nueva”.

Da gusto ver que aprovechan este lugar para evangelizar y acercar a los niños y adultos a Dios.

Fuente: Recorrido por los Conventos Morelenses

Once joyas de Morelos

Once joyas de Morelos

En el Estado de Morelos, los frailes agustinos, dominicos y franciscanos, establecieron monasterios, que sirvieron como parte de la evangelización de la región en el año 1524.

Actualmente dichos monasterios son considerados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, por su arquitectura que influenció y determinó la construcción de otros recintos similares en la Nueva España.

El recorrido turístico trazado para visitarlos da oportunidad de conocer los poblados en donde se localizan los templos. Estos pueblos destacan por su colorido, sus tradiciones y la intensa producción artesanal.

Se inicia el recorrido con el Convento de Nuestra Señora de la Asunción, en Cuernavaca, hoy la Catedral de Cuernavaca; edificado por los monjes franciscanos en 1526.

En Tepozotlán, el Convento de Nuestra Señora de la Natividad: en 1555 los frailes dominicos, quienes ayudados de las manos indígenas, levantaron esta construcción.

Ex Convento de San Juan Bautista en Tlayacapan, estuvo a cargo de la Orden de San Agustin.

Pasamos por Ocotepec, que significa en náhuatl: cerro del ocote, para llegar a Oaxtepec, cerro de los cantaros, donde edificaron los dominicos un convento, hoy el Ex Convento de Santo Domingo de Guzmán.

Ex Convento Agustino de San Mateo Apóstol y Evangelista, en Atlatlahuacan.

En Yecapixtla, el Convento de San Juan Bautista, construida por los frailes agustinos.

El Convento de Santiago Apóstol, en Ocuituco.

En Tetela del Volcán, el Convento de San Juan Bautista.

Convento de Santo Domingo de Guzmán, en Hueyapan.

El Convento de San Guillermo se encuentra en Totolapan, Ex Convento Agustino Siglo XVI y Parroquia de San Guillermo Abad.

En Zacualpan, el Convento de la Inmaculada Concepción.

Además de estas joyas arquitectónicas se encuentra en Ahuatepec, en náhuatl significa: cerro del aguacate, el monasterio de construcción modernista, de los monjes benedictinos, Nuestra Señora de los Ángeles. Y en Amatitlán, la iglesia, convento, y casa de retiro, para sacerdotes que funciona actualmente.

Observamos que hay varias capillas posas, unas ya en ruinas y otras en donde hay culto, como la de San Diego de Alcalá, llamada común mente San Dieguito, en la calle de Galena en la Colonia Acapatzingo, en Cuernavaca, Morelos.

Visita guiada por Morelos