Palacio del Arzobispado

Palacio del Arzobispado

El antiguo Palacio del Arzobispado, hoy Museo de la SHCP, está ubicado en el Centro Histórico de la Ciudad de México.

El primer obispo de la Nueva España, Fray Juan de Zumárraga, escogió este sitio para fijar en él su residencia. Zumárraga fue nombrado arzobispo en 1547. A pesar de haber donado en vida la casa y sus posteriores ampliaciones al Hospital del Amor de Dios, por decisión de la jerarquía eclesiástica, este sitio habría de fungir como sede del Arzobispado de México.

Durante la colonia, la modesta construcción original fue transformándose, siguiendo los más diversos estilos de la arquitectura novohispana. Alcanzó sus dimensiones y majestuosidad de Palacio en el Siglo XVIII. Su estructura está compuesta de corredores que rodean el patio principal, pilares labrados en cantera, decorados con pilastras toscanas planas en sus dos caras, elegantes arcos rebajados que delimitan el espacio interior, y dos hermosos patios con sus fuentes. La fachada está coronada por arcos invertidos con pináculos, balcones en la planta alta y una portada custodiada por estípites. En la segunda mitad del siglo XVIII, el Arzobispado irradiaba un esplendor barroco que destilaba lujo: sus interiores cubiertos de tapices, terciopelos y damascos se aunaban a cerámicas orientales, oros y objetos de cristal que llegaban vía la nao de China.

En el Palacio del Arzobispado se encontraban las habitaciones privadas de los altos prelados de la Iglesia Católica, las oficinas, los tribunales, comedores, biblioteca, oratorio, jardines y una cárcel eclesiástica.

Un hecho muy importante para el pueblo mexicano, especialmente para todas las personas que sienten su religión y llevan muy marcadas en su mente las manifestaciones de la Virgen de Guadalupe y el ahora Santo Juan Diego, se realizo en este lugar. Este acontecimiento ha trascendido mundialmente y casi todos los mexicanos conocemos la historia que tuvo lugar el 12 de diciembre de 1531. La reveladora presentación de la imagen de la Virgen por parte de Juan Diego, que sería fundamental y trascendente en la vida del pueblo mexicano.

Fray Juan de Zumárraga solicitó a Juan Diego que llevara una prueba de que diera testimonio de la “Señora” que se le aparecía. Y por mandato de Ella, Juan Diego corta en el cerro unas rosas, juntándolas en su tilma para presentárselas al Arzobispo.

A mostrar el ayate cayeron las rosas quedando plasmada en la tilma la imagen de Santa María de Guadalupe, como testimonio del gran milagro.

guadalupe

“No hizo cosa igual con ninguna otra nación”

El antiguo Arzobispado en 1931 fue declarado monumento histórico. En 1985, el edificio sufrió daños estructurales, siendo cerrado para su total restauración y rescatado de las ruinas y convertido en el Museo de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, que hasta la fecha resguarda desde un extenso acervo de piezas virreinales de uso cotidiano hasta diversas pinturas del Siglo XX y contemporáneas.

La Colección Acervo Patrimonial se caracteriza por la heterogeneidad de sus piezas, procedentes de épocas y lugares distintos, de estilos, manufactura y tecnologías diversas, que fueron utilizadas para el trabajo cotidiano en oficinas hacendarias, o en su decoración; mobiliario, equipos de oficina, herrajes, objetos de ornato y artes aplicadas, pinturas, esculturas, filatelia fiscal y numismática, son objetos que el tiempo ha convertido en piezas de museo, testimonio del quehacer de la institución y de la estética funcional de su pasado. Una selección de este acervo integra la colección permanente del Museo de la SHCP.

Fuentes: Investigaciones especiales. Nueva guía del centro histórico de la ciudad de México

Anuncios

5 pensamientos en “Palacio del Arzobispado

  1. Un hermoso edificio con una historia de hace muchos años, que nos hace conocer este recinto y la importancia del lugar, por el milagro de la aparición, de Nuestra Señora de Guadalupe.

  2. La Iglesia, ha pasado por muchas etapas, más Jesús pide que sea humilde, sencilla, la Iglesia es mediadora entre Dios y los hombres, no debe ser motivo de critica por parte de muchos en cuanto a su apariencia, o lo que dá a ver, aún cuando NADA es suficiente para ofrecerle a Dios, más cuando las cosas materiales son para servir a los que sirven a la Iglesia, se presta para otro tipo de comentarios que Jesús no quiere,. por ello el Santo Padre ha pedido que todos los representantes de la Iglesia, sobre todo Arzobispos, Obispos sean sencillos, humildes, en su actuar, en lo que poseen a ejemplo de Jesús, y que actúen ligados al Santo Padre, no encubriendo a pederastas, u otro tipo de pecado o limitaciones humanas a causa de intereses humanos.
    Para esto todos, los sacerdotes, los diáconos, los seglares tenemos la gran responsabilidad de pedir por nuestras autoridades en la Iglesia, para que sean santos, por su pensar, su hablar y sobre todo su actuar.
    que este día, en que el Santo Padre, consagra el mundo al Sagrado Corazón de Jesús y de María Santísima, sea un momento para que la Iglesia mejore, cambie y sea un ejemplo claro de amor y perdon en el mundo. así sea.
    @padre_eugenio
    http://padreeugeniogsosb.galeon.com/index.html
    padreeugenio@live.com.mx

  3. Es un edificio hermoso por su arquitectura pero sobre todo por el hecho historico que ahí fué el gran milagro que nos dejo nuestra Santísima madre, desgraciadamente abunda la creencia que éste fué en Tlateloco una creencia erronea pues ahí unicamente era la escuela para los indigenas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s