Basílica Colegiata

imagesguanajuato

La edificación de la Basílica Colegiata Nuestra Señora de Guanajuato se inició en 1671 y fue concluida 25 años después, patrocinada por los mineros de la zona, y fue elevada al rango de Basílica en 1957.

El interior de este majestuoso edificio de estilo barroco se caracteriza por su altar mayor, dorado que resguarda una imagen de la Virgen María que se ha convertido en la patrona y reina de la ciudad: Nuestra Señora de Guanajuato, Virgen anónima de Andalucía e imagen más antigua venida a América.

Esta escultura de madera fue donada por el Rey Carlos I y su hijo Felipe II al Estado de Guanajuato como forma de reconocimiento a su prosperidad minera el 8 de agosto de 1557. Representa a la Virgen y el Niño, con una peana de plata repujada como base.

virgen guanajuatoNuestra Señora de Guanajuato es una escultura de 1.15 m; de pie, esculpida en una sola pieza de madera de cedro policromada y estofada. El manto y túnica con que se adorna es de misma talla y madera; pero siempre se observa vestida, con uno de los riquísimos mantos de costosas y diversas telas. Con las extremidades laterales, le abraza y cubre desde su soberano pecho hasta su sagrado vientre, quedando este, por uno y otro lado, casi del todo cubierto de admirables figuras y rosas de perlas finas, de muchísimos diamantes y ricas piedras, encasquilladas en oro de los mejores quilates; pero abundan tanto sus costosos adornos que no es muy fácil decir la multitud de alhajas de inestimable valor que la devoción le ha tributado.

En la mano derecha tiene una rosa de la misma madera y sobre el brazo izquierdo mantiene al Niño Jesús, unido a la misma escultura de la imagen. Tiene la manita derecha abierta y levantada ante el pecho de la Virgen, la izquierda vuelta hacia abajo cogiendo con ella un pajarito verde, todo de la misma madera y de una pieza con la misma imagen con tal arte y maravilla que el piececito derecho lo tiene casi dentro del sagrado vientre de la Madre, y el izquierdo, fuera adornado con una de los muchos calzados que tiene de oro. Coronada con corona imperial de oro, incrustadas en ella muchas perlas finas y riquísimas piedras de valor.

La ciudad la condecora con un bastón recamado de piedras preciosas y le ponen una banda de generala. En la actualidad luce la del General Guanajuatense D. Sostenes Rocha.

En 1557 cuando arriba la imagen, solamente funcionaba como recinto religioso la Capilla del hospital de los indios mexicanos; la imagen fue colocada en ella y permaneció ahí por un espacio de ocho años. En 1565 pasó al hospital de indios tarascos por un prolongado espacio de 131 años, hasta que en 1696 fue trasladada al templo parroquial, hoy Basílica, donde permanece hasta nuestros días.

La antigua parroquia, ahora Basílica Colegiata de Nuestra Señora de Guanajuato, terminada de edificar en 1696, es uno de los edificios del barroco manierista del Siglo XVII; la iglesia, de planta de cruz latina; en la cúpula central, una bóveda, que conserva todo el resto de su estructura original.

La fachada principal está reconocida por los peritos, como un ejemplar de los más puros del estilo barroco en México.

La construcción se realizo casi en su totalidad gracias a la aportación de los mineros, su devoción y generosidad se vio culminada en tan magnífica obra.

Cuenta con tres puertas de acceso, cada puerta ostenta una fachada en cantera rosa del barroco manierista, sobresaliendo la fachada principal, sobre la que se erige una torre campanario de tres cuerpos de la misma época y estilo de todo el edificio; además del cubo del reloj se aprecia otra torre de inferiores proporciones y de bello estilo churrigueresco del Siglo XVIII. Al lado del bautisterio, una capilla neoclásica con dos ligeras torres, cuyo estilo choca con el resto del templo. Fue construida entre los años de 1870 y 1878; dedicada a la Virgen de Lourdes. En el interior se encuentran altares neoclásicos, adornados con lámparas y el presbiterio el baldaquino donde se encuentra la imagen española de la Virgen legendaria que recibe la veneración de los fieles.

La hermosa sacristía es adornada con tres pinturas de Juan Antonio Vallejo: la Última Cena, San Juan Nepomuceno y la muerte de San Andrés Avelino.

Uno de los laterales está dedicado a San Nicolás Tolentino, patrono de la minería, y el otro a San Ignacio de Loyola, patrono de la ciudad.

El piso del templo, posiblemente era de duela de mezquite, después de losa, y el actual de material marmóreo. En el Siglo XVIII el marqués de San Clemente edificó un anexo al templo para camarín de la Virgen, el que posteriormente fue acondicionado para bautisterio, con bella pila bautismal y con pinturas de Miguel Cabrera.

Se observan también imágenes del Sagrado Corazón de Jesús, San Ignacio de Loyola, co-patrón de la Parroquia y Foranía, y la Escultura de Santa Fe de Guanajuato en referencia al título de noble y leal ciudad del Real de Minas de Santa Fe de Guanajuato que recibió a imitación de Santa Fe de Granada, de donde vino la Santísima Señora.

organoCerca del altar podemos admirar una joya instrumental: un órgano tubular de 1098 tubos cuyo constructor se desconoce. Este bello instrumento fue recientemente restaurado por el organero alemán Joachim Wesslowski.

La crónica religiosa de Guanajuato registra en el Siglo XVIII impresionantes celebraciones de las fiestas del patrocinio de la Virgen de Guanajuato.

Las fiestas del octavario del patrocinio del año 1765 sirven para encabezar los actos de la dedicación del Templo de la Compañía de Jesús, ya que la Virgen de Guanajuato fue elegida como madrina del nuevo templo. Los festejos iniciaron el segundo domingo de noviembre con una procesión que iba encabezada por el Señor Sacramentado, seguido de la imagen de la Virgen a la que le colocaron en su mano las llaves del nuevo santuario:

Las Iluminaciones a la Virgen de Guanajuato, son una tradición que se desarrolla en todos los barrios y colonias de la capital, cuya historia se remonta a inicios del siglo XVIII. En estas festividades los habitantes de cada barrio de la ciudad, se organizan para recibir a la imagen peregrina de Nuestra Señora de Guanajuato.

Se proporcionó el nombre de Iluminaciones porque con la festividad, se iluminaban los callejones en una época donde no había alumbrado público.

Las Iluminaciones son verbenas populares que han representado a lo largo del tiempo, el esparcimiento espiritual de las familias de los barrios de la ciudad, sin faltar las peregrinaciones, estudiantinas, cantos, danzas, música… Y culmina la festividad en la Plaza de la Paz, frente a la Basílica de Nuestra Señora de Guanajuato.

La Santísima Virgen es la invocada en las angustias, en los aprietos, en las aflicciones, Ella es la que representando a la Gran Señora que triunfa en el cielo, acá en la tierra es el conducto para llegar Dios.

¡¡Guanajuato, Bendito seas por que la Madre de Dios te escogió para cubrirte con su Manto!!

Foro de la Virgen. Estado de Guanajuato

Anuncios

3 pensamientos en “Basílica Colegiata

  1. me causa admiración la fuerte devoción de los mineros que patrocinaron su construcción y el decorado de la imagen con tantas piedras preciosas, y el órgano no se en cuantas iglesias haya órganos de ese tipo pero escucharlo debe ser algo único. me gustó mucho el tema.

  2. Que completa descripción se hace de este recinto sagrado Contiene verdaderas joyas de arte en sí toda la basílica es una obra de arte en donde se refleja la Fe y la creatividad de quienes intervinieron en su construcción y arreglo La virgen me parece bellisíma Gracias querida Conciencia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s