Fe en Oaxaca

Fe en Oaxaca

Cincuenta años después de la fundación de Oaxaca, se menciona el nombre de la cofradía de San Sebastián y la Soledad de Nuestra Señora, establecida en una ermita que ocupó el sitio de la actual Basílica.

Se dice que en el año 1617 un arriero que iba de camino de Guatemala a Veracruz; al llegar a la ermita de San Sebastián en la ciudad de Oaxaca, se le hecho una mula ante el peso descomunal de una caja que cargaba. No hubo poder humano que la hiciera levantar y caminar. El Obispo Fray Bartolomé Bohorquez ordenó que se abriera la caja, se percató que contenía una imagen de Cristo junto con una cabeza de Virgen y un par de manos labradas y un rótulo que decía “Nuestra Señora de la Soledad al pie de la Cruz”

El obispo ordenó que se le construyera un santuario, anexo al Convento de las Religiosas Agustinas Recoletas de Santa Mónica en 1682 y se terminó en 1689. En 1218 el Fraile Sebastián de San Phelipe quiso hermosear el santuario, con una fachada adosada, de biombo, que es la que ahora podemos admirar.

La portada, muy bella, cumple con una función de contrafuerte. La composición se logra en cuatro cuerpos con siete calles albergando un extraordinario relieve de la Soledad de Nuestra Señora. Todos los óleos que cubren sus muros son obras de arte incalculables.

La construcción es de estilo barroco, y es característica su escasa altura, como una estrategia constructiva para prolongar la vida del templo, ya que es una región donde los terremotos han destruido edificios. La Basílica de la Soledad forma parte del Centro Histórico de la Ciudad de Oaxaca, que fue declarado Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO, en el año 1987.

Nuestra Señora de la Soledad, además de ser patrona de Oaxaca, lo fue y es de los marinos que la han llenado de perlas. Esta imagen es de las más ricas del continente, pues sólo su corona de oro tiene 2 kg de este metal y 600 diamantes. La perla que está en su frente es grande y hermosa.

La Virgen de la Soledad está de pie, vestida de negro en telas finas, con bordados en oro y plata, que forman ramazones, flores, los hologramas de Jesús y de Maria; su cabeza cubierta con un manto, con los mismos diseños de la túnica y llega hasta la orilla del vestido, y detiene el manto, la corona que significa que es Reina. Sus manos juntas en posición orante, y en ellas un rosario de perlas.

El fervor del pueblo oaxaqueño se desbordaba en respeto durante la Cuaresma y en dolor el Viernes Santo, para transformarse en alegría durante la fiesta del 18 diciembre que se festeja a Nuestra Señora con la participación de danzas de todas las etnias oaxaqueñas, distinguiéndose los Negritos, El Tigre, la Danza de la Pluma, los Cuerudos, la danza de los Machetes, el Jarabe Mixteco, los Chenteños, las Chilenas, los Sones Costeños y el Fandango del Valle.

Una advocación mariana que nos invita a postrarnos ante ella, venerarla, visitarla, agradecerle, festejarla y pedirle nuestras necesidades.

México Desconocido. “Ora et Labora”, Foro de la Virgen Maria

Anuncios

2 pensamientos en “Fe en Oaxaca

  1. Que excelente historia esta de la Virgen de la Soledad en la ciudad de Oaxaca, sabemos que el ser humano sabe expresar su sentimientos con signos y símbolos, importante lo que nos mencionan de la corona de la Virgen y de la perla, y considero que uno como hijo le quiere dar lo mejor a su Madre y más a María Santísima, estoy de acuerdo con ser agradecidos, y demostrarlo con hechos.

    Más quisiera que pensaramos en el otro lado de la moneda, cuándo se descubrió la cabeza y las manos de la Santisima Virgen, que llevaban?, que tenían ?, algo valioso, algo lujoso, algo elegante, no, y les diré el porque, porque María Santísima no necesita de -accesorios- para embellecerse más, o para lucir más o para notarse mas. Ella es en sí misma, la verdadera Madre del Dios por quien se vive, es humilde, es sencilla, y su sencillez nos invita a acercarnos a ella en todo momento.

    Que podría querer más una madre como María, que la llenemos de Joyas hermosísimas o que nos acerquemos más a su Hijo Jesús, que cumplamos su palabra y seamos mejores hijos de Dios?, reflexionemos en ello. gracias.
    Padre Eugenio García Siller.
    @padre_eugenio
    padreeugenio@live.com.mx
    http://padreeugeniogsosb.galeon.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s