Ciudad trazada por ángeles

En México en el Estado de Puebla, llamada Puebla de Zaragoza o Puebla de los Ángeles, ya que cuenta la leyenda que fue exactamente trazada por ángeles o también como la “Angelópolis”, se encuentra un edificio virreinal: La Catedral Basílica de Puebla, como se conoce a la catedral de Nuestra Señora de la Inmaculada Concepción de acuerdo a su advocación mariana, es la sede episcopal de la Arquidiócesis de Puebla. Es uno de los más importantes lugares del centro histórico declarado patrimonio de la humanidad. Fue el primer templo suntuoso que bajo buenos diseños se hizo en América, consagrada en 1649, considerada una de las más bellas de Latinoamérica.

Sus majestuosas paredes y la estructura adornadas con obras de arte y estructura de inigualable belleza de estilo herreriano, construida entre los Siglos XVI y XVII, y consagrada por el Obispo Juan de Palafox y Mendoza el 18 de abril de 1649 sin haber sido totalmente terminada.

De planta rectangular recargada en la esquina de otra planta más grande, formando un gran espacio para el atrio. Con cinco naves: una central, dos laterales y dos de capillas hornacinas, destaca su fachada de estilo renacentista.

La catedral es considerada como uno de los museos más importantes de arte novohispano y posterior por los tesoros que alberga. A lo largo de los siglos se ha enriquecido en obras de pintura, escultura, orfebrería y carpintería de gran calidad artística, así como sus decorados, las grandes puertas entableradas, cancelería y los tesoros de la sacristía que resguardan los ricos ornamentos sacerdotales bordados con hilo de oro y plata, vasos sagrados, cálices, copones, relicarios y cruces bañados en oro de incrustaciones de joyas y diamantes. Su archivo histórico posee documentos que datan de la fundación de la ciudad y muchos están en espera de ser clasificados.

Toda la catedral fue enlosada en el año de 1772 con el llamado mármol de Santo Tomas traído del cerro del Tepozuchil colocados en vez del enladrillado original llamado petatillo.

catedral

Tiene cinco portadas con accesos al interior, una en ambos costados, tres en el frente, y todas obedecen a un sobrio estilo renacentista y dos torres al frente del templo son iguales y cuadradas cuyos cubos montan a la altura de la fachada principal rematados en cornisa, sobre este sube el primer cuerpo que es de orden dórico; el segundo cuerpo angostado un poco en su ancho, que es de orden jónico y presenta tres pilastras sin pedestal, sino zócalo en cada frente, y así estas, como las del primer piso, son acanaladas y reciben la cornisa del orden al que pertenecen. Corona la cornisa una sobria balaustrada interceptada con pedestales en las esquinas y en la medianía de los frentes, en los que rematan almenas redondas piramidales, sigue un zócalo ochavado, superior tres veces al balaustrado, el que en cada ángulo tiene una almena como las anteriores, quedando estas más altas que las otras y en medio de ellas.

Rematan los torres sendas cúpulas de ladrillo y azulejos rematadas con una linternilla coronadas por una escocia de piedra blanca que llaman de Villería = mármol blanco opaco, que soporta un globo de la misma piedra de aproximadamente 1 metro de diámetro, finalizando con una cruz de tres metros de altura, que anteriormente eran de piedra pero fueron derribadas por el temblor del día de Santa Mónica del año de 1820, hoy las sustituyen otras de las mismas medidas.

En el interior se encuentran: el Altar de los Reyes Católicos, Altar Mayor o Baldaquino = Ciprés, Coro y órganos, 14 capillas: Capilla del Apóstol Santiago, la de San Pedro, de Nuestra Señora de Guadalupe, del Sagrado Corazón de María, de la Inmaculada Concepción, el Señor de la Preciosa Sangre, de San Nicolás De Bari, de Nuestra Señora de los Dolores, del Sagrado Corazón de Jesús, de las Santas Reliquias, de San Juan Nepomuceno, del Señor de la Columna, de la Virgen de Ocotlán, de Nuestra Señora de la Soledad, además el Sagrario, la Sacristía, Sala de los Gobelinos, Sala Capitular, Salón del Cabildo Catedralicio y el Archivo.

Tiene 10 campanas, la de mayor peso y fama es la llamada “campana María” el peso máximo registrado de esta con su badajo es de 8 toneladas 572 kilos y 572 gramos. El reto y las tremendas dificultades que implicó subir la campana María a través de un angosto vano hizo surgir la famosa leyenda de que fueron los ángeles quienes la subieron y sujetaron en su sitio. La realidad es que fue subida un día de San Marcos de 1732 por el indio Juan Bautista Santiago, maestro mayor a cargo de las obras.

La reja del atrio está rodeada y rematada con numerosas esculturas de ángeles.

angeles cruces

Se celebran cinco misas diarias de lunes a sábado, mientras que los domingos hay una gran actividad celebrándose hasta diez misas. Los horarios están sujetos a cambios o a variaciones dependiendo de las fiestas patronales, semana santa, navidad, o bien, dependiendo del santoral. Gracias a Dios aun hay culto en este Santuario y con gran afluencia de feligreses así como turistas.

Fuentes: WIkipedia, Facebook Catedral de Puebla. Revista: Sólo

Anuncios

8 pensamientos en “Ciudad trazada por ángeles

  1. Sí, es cierto pareciera que la eligieron los ángeles, realmente es muy bella, por fortuna la conozco, pero es digna de visitarla muchas veces. Gracias, por ilustrarme en su historia.

  2. Como siempre la información que nos proporciona Rosa de María, es interesantísima, llena de cultura, historia y lindos lugares para conocer y encontrar paz. Gracias!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s