Archivo | agosto 2015

Iglesia de Santo Domingo

La Parroquia de Santo Domingo de Guzmán se localiza en el Centro Histórico de la Ciudad de México, en la Plaza 23 de Mayo, frente al costado norte de la Plaza de Santo Domingo, y es lo que queda de lo que fue el Convento de la Orden de Santo Domingo.

La construcción se inicio con un sencillo y pequeño templo en 1527 y concluido en 1530. Se reconstruyó por primera vez del año 1556 al 1571, para ampliar el convento y las capillas alrededor del templo principal. Esa segunda iglesia fue dañada severamente durante una inundación de la ciudad, y se reconstruyó en estilo barroco, en cantera rosa y revestimientos de tezontle diseñado por Arquitecto mexicano Pedro de Arrieta, durante el Siglo XVIII, tomando su aspecto actual; realizando cambios en el interior con decoraciones neoclásicas.

El conjunto conventual sufrió daños, al abrirse la calle de Leandro Valle, se destruyó el Monasterio y las capillas que rodeaban a la iglesia; sólo se conserva la Capilla del Señor de la Expiración. La barda del atrio fue demolida y el atrio se convirtió en la Plaza 23 de Mayo.

plaza-santo-domingo
La fachada principal, barroca, de una sola portada de tres cuerpos, en el primer cuerpo, flanqueando la puerta, las esculturas de San Agustín y San Francisco de Asís en sendas hornacinas situadas a lo largo del portón de entrada. En el segundo cuerpo, en el centro, un relieve de cantera de Santo Domingo recibiendo, en presencia del Espíritu Santo, el báculo de peregrino de manos de San Pedro, a la izquierda, y las Epístolas de San Pedro a la derecha; en el tercer cuerpo, en medio de dos ventanas que iluminan el coro, un tablero con el motivo de la Asunción de María. En el primer y segundo cuerpos se aprecian 6 columnas tritóstilas en cada uno.

Torre campanario a la Izquierda del Templo.

150px-SideEntranceStoDomingoDF 2Los arcos a la izquierda del templo, fueron construidos durante las obras de restauración de la zona con motivo de la Olimpiada de 1968 por razones estéticas, para ocultar la entrada de la calle de Leandro Valle y armonizar el conjunto. En estos arcos se encuentra un salón de usos múltiples y un elevador.

El interior del templo de planta de cruz latina y una sola nave longitudinal cortada por un transepto. La bóveda de cañón construida en tezontle detenida por arcos de cantera. La nave y el transepto en sus extremos ábsides semicirculares, con retablos dorados del Siglo XVIII, dedicados a las advocaciones marianas de la Virgen de Covadonga y la Virgen del Camino.

800px-Retablo_Sto._Domingo_Mexico 3Retablo principal

El coro en forma de herradura con tribunas, la sillería de madera labrada y en la parte central arriba la pintura de la Santísima Trinidad, en medio la Virgen María y termina abajo Jesús crucificado.

El Señor del Rebozo  150px-SrdeRebozosDF4

 

 200px-Lactación_de_Santo_Domingo5

La lactación de Santo Domingo

El retablo mayor es una obra neoclásica de Manuel Tolsa, se divide en 2 cuerpos con 18 columnas festonadas; lo adornan 2 óleos, varias esculturas con medallones dorados y lienzos con pasajes de la vida de la Santísima Virgen María. El Cristo del altar mayor del Siglo XVI, es la imagen más antigua, elaborada con pasta de caña de maíz y es conocido como El Cristo del Noviciado; según se cuenta que fue donada por dos ángeles. A los costados de la nave, se encuentran 11 capillas, dedicadas a San Pedro de Verona, la Virgen de los Dolores, la Divina Providencia, la Virgen del Rosario, Santa Catalina de Siena, el Señor del Rebozo, el Sagrado Corazón de Jesús, la Virgen de la Luz, San José, la Virgen de Guadalupe y San Martín de Porres. El Señor del Rebozo es una advocación muy venerada en este templo, y los fieles le ofrendan un rebozo cuando se ha cumplido su petición.

Exconvento_de_Santo_Domingo_Templo_y_Antiguo_Convento_de_Santo_Domingo 1En la sacristía se encuentran importantes obras pictóricas del barroco novohispano, entre ellas: La imposición de la casulla a San Ildefonso, atribuida al Fraile Dominico Alonso López de Herrera, y La lactación de Santo Domingo, de Cristóbal de Villalpando.

El exterior e interior del templo de Santo Domingo, de la Arquidiócesis de México, es señorial y bello.

Actualmente la Parroquia de Santo Domingo es muy visitada y cuenta con feligresía devota que asiste a la Celebración Eucarística que se lleva a cabo diariamente en varios horarios.

Fuentes: CONACULTA. México Desconocido. Wikipedia

Anuncios

La Profesa

El Oratorio de San Felipe Neri ubicado en el Centro Histórico de la Ciudad de México más conocido como La Profesa, es un templo del Siglo XVIII, de estilo barroco que pertenece a la Arquidiócesis de México; a la Orden de la Congregación del Oratorio de San Felipe Neri, que en sus inicios fue una Iglesia Jesuita llamada Templo de San José el Real.

Porta_Iglesia_de_la_Profesa_Ciudad_de_México
Los Jesuitas fueron enriqueciendo el templo, y sus habitaciones con bellas pinturas, esculturas y ricos ornamentos, logrando reunir una gran cantidad de obras de arte relacionadas con el culto religioso.

La Profesa fue fundada por Don José de la Puente, marqués de Villapuente de la Peña y su esposa la marquesa de las Torres de Rada, diseñada por el arquitecto Don Pedro de Arrieta y construida en los años de 1714 a 1720.

En 1767, la parroquia fue entregada a la Congregación del Oratorio de San Felipe Neri, de sacerdotes filipenses, quienes tenían su templo en lo que hoy es la Biblioteca Miguel Lerdo de Tejada.

portada 3 profesa

Detalle de la fachada

Su fachada de estilo barroco, de cantera y recubierta de tezontle en las entrecalles, fileteadas con cantera. Sobre la portada principal luce un bello relieve, en cantera, que representa: “La Visión de la Storta”, la aparición de Cristo cargando su Cruz a San Ignacio de Loyola, flanqueada por las esculturas de Santa Gertrudis y Santa Bárbara. La fachada lateral ostenta en el centro una hornacina con la imagen de San Ignacio.

la profesa detalle afueraSe observan dos torres, y en el interior de planta en cruz latina, con tres naves y crucero.

la profesa interior
El 22 de mayo de 1805, a inicios del Siglo XIX, fue reconstruida, introduciendo el estilo neoclásico en el interior y en el retablo mayor dedicado a San Felipe Neri, obra del artista Manuel Tolsá, que dejó de lado los altares barrocos y los estucos dorados. Se conservaron las esculturas de granito y mármol, del Señor de la Columna, las de San Joaquín, Señora Santa Ana y Señor San José: las dos primeras se ubican en los altares de la Virgen de la Luz y la tercera en el de San Judas Tadeo. Se distinguen los Apóstoles, de Nicolás Rodríguez Juárez, los lienzos de Villalpando y La Trinidad que se levanta en el altar de la Divina Providencia. Destacan las imágenes del Señor del Consuelo, un crucifijo muy venerado, la Inmaculada Concepción, diseño de Tolsá.

El Templo cuenta con una Pinacoteca que tiene una de las colecciones de pinturas de caballete de arte sacro más importante de México, por la relevancia de sus autores, y por el número extraordinario de obras de los siglos XVII, XVIII Y XIX.

La Profesa es una de las construcciones más importantes de la ciudad.

Fuente: Visita guiada. México Desconocido. Wikipedia