Templo Expiatorio a Cristo Rey

La primera Basílica dedicada a Nuestra Señora de Guadalupe, iniciaron su construcción el 25 de marzo de 1695, por del Arq. Pedro de Arrieta y abrió sus puertas el 1º de mayo 1709.

fachada_antigua_basilica_de_guadalupepk

En 1749 recibió el título de “Colegiata” administrada pastoralmente por el «Cabildo»

La portada simula un biombo, con cuatro torres octogonales en cada una de sus esquinas, quince bóvedas y una cúpula octogonal con linternilla recubierta en talavera amarilla y azul.

A principios del Siglo XIX, el templo sufrió deterioros en su estructura y presentó un hundimiento, fue cerrado para  ser reparado, y realizar cambios en su interior. Desapareció el estilo barroco por el neoclásico, sustituyendo el retablo, por un altar de mármol de Carrara, diseñado por Juan Agea Salome Pina y labrado por Carlo Nicoli, cubierto con un baldaquino de columnas de granito escocés  y una bóveda de bronce. Restaurado, ampliado y redecorado todo el interior de la iglesia: se encuentran en sus muros cinco pinturas monumentales en oleo con pasajes de las apariciones de Nuestra Señora de Guadalupe, esculturas de arcángeles de bronce, un relieve con una de las apariciones a San Juan Diego e imágenes de apóstoles, profetas.

El 12 de octubre de 1895, en la Solemne Coronación Pontificia por el Arzobispo de México, Mons. Próspero María Alarcón y Sánchez, se realizó el juramento por el Cabildo, de defender y custodiar la corona y conservar la Sagrada Imagen Guadalupana constante y perpetuamente coronada.

En 1904 la Colegiata fue elevada a rango de Basílica, el 14 de noviembre de 1921 colocaron una bomba con la intención de dañar la Sagrada imagen, dejando como testigo fiel de este acontecimiento, un Cristo de bronce doblado, tras el estallido: “El Señor del atentado”

En 1926 la Basílica cerró sus puertas, y reinició el culto en 1931 en las fiestas del: “IV Centenario de las apariciones de Santa María de Guadalupe”. El templo se amplia, restaura, colocando el altar hacía atrás y ampliando la zona de la feligresía. La Capilla del Sagrario fue reformada, sustituyendo su techo de artesonado por tres bóvedas decoradas con frescos y medallones, el sagrario de plata fundida y cincelada por Vicente Torres, las obras se concluyeron en octubre de 1938.

Por los daños estructurales en el edificio, y debido al hundimiento que sufría cerró sus puertas por 24 años.

El Instituto Nacional de Antropología e Historia y la Conferencia del Episcopado Mexicano, inician en 1979 un proyecto de recuperación y  restauración para evitar la pérdida del edificio; su primer y principal, etapa concluyó en el año 2000.

interior-expiatoriogguadalupe

La Basílica fue reabierta al culto el 5 de mayo de 2000 con motivo del  “2º Congreso Eucarístico Nacional”, y por decreto del Arz. Primado de México Card. Norberto Rivera, se convirtió en Templo Expiatorio a Cristo Rey, casa de oración donde de manera permanente está expuesto el Santísimo Sacramento que nos da la oportunidad de poder visitar Jesús Eucaristía a cualquier hora.

Fuentes: México Desconocido, Flickr, Wikipedia. Travelbymexico. Google

Anuncios

3 pensamientos en “Templo Expiatorio a Cristo Rey

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s