El Organillero

El Organillero o Cilindrero, es el ejecutante o manejador del organillo y/o cilindro, instrumento reproductor de melodías, las cuales son grabadas en cintas o cilindros de papel o metal por medio de perforaciones, difundido inicialmente por el norte de Europa, actualmente un componente nostálgico de la cultura y sociedad del Siglo XIX en varios países: Alemania, Francia, Suiza, Argentina, Chile y México.

En 1880 llegan de Alemania los primeros organillos a Latinoamérica, y en México de la casa de instrumentos musicales “Wagner y Levien”, fundada por inmigrantes alemanes los cuales los rentaban a personas, para que estos ganaran dinero al hacer sonar el instrumento en las zonas públicas o en algunas ocasiones en sesiones privadas, en las tradicionales Serenatas o Gallo.

organillero_df11

Los primeros instrumentos musicales llevaban la marca de la misma casa de instrumentos, luego fueron importados por otras casas; los más comunes los fabricados por “Frati & Company” quien los fabrico hasta 1912.

En México esta tradición persistió en base a particulares que se hicieron de grandes números de instrumentos, los cuales rentaban a particulares, hubo quien llegó a adquirir hasta 250 organillos, en 1930, cuando se dejaron de fabricar en Alemania, con el paso del tiempo varios de estos instrumentos se usaron como fuente de refacciones, se vendieron a coleccionistas.

Es en 1975 se organiza el Sindicato de Organilleros con el nombre: “Unión de Organilleros del Distrito Federal y la República Mexicana”, con 120 miembros, que se distingue por su uniforme café tomado de los uniformes del ejército del Gral. Francisco Villa, en México y otra organización llamada “Unión Libre”, con uniforme gris.

Cargando el pesado instrumento con su mono-pié, que pesan hasta 50 Kg. suelen caminar hasta el lugar donde se establece temporalmente para dar vuelta a la manivela del organillo, y así hacer sonar el instrumento musical. 

Usado inicialmente en circos y teatros la imagen del Organillero acompañado por un mono araña, fue de lo más habitual, imitaba la forma europea.

El oficio de organillero es ya muy escaso, siendo Argentina, Chile y México, los países donde se conserva aun el oficio. En México donde más predomina la tradición del Organillero;  en Santiago de Chile, con Héctor Lizana y sus descendientes; la familia Castillo de Valparaíso; y Alfonso Rodríguez, en Guatemala, que con la fabricación y reparación de estos instrumentos continúa, los cuales tienen como principal mercado el mexicano.

El Organillero y su instrumento musical han sido parte de películas, temas musicales, las tradicionales “Mañanitas”, “Las golondrinas”, “Ya se va el organillero”, “Amigo Organillero”, “Dios nunca muere”, etc.

Aun los podemos encontrar en el Centro Histórico de la Ciudad de México, la Alameda Central, en la Basílica de Guadalupe, fuera de los restaurantes y en algunas Delegaciones Politicas de la Cd. de México; recibiendo donativos de los transeúntes.

organilleros

Estos singulares personajes urbanos se resisten a desaparecer y confían en contar con el apoyo de sus autoridades y ciudadanos para que no se termine la tradición.

Fuentes: Wikipedia, Orgullosocitadino. Culturacolectiva

enero 3, 2013 rosademaria

Anuncios

2 pensamientos en “El Organillero

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s